7 Pasos Para Tomar Fotos de tus Productos Sin Gastar Una Fortuna – Y 7 Consejos Para la Sesión de Fotos

Ya no tienes excusa…

A partir de hoy, podrás tomar muy buenas fotografías de tus productos que te ayudarán a vender más.

Pero antes, veamos algunas ventajas de tomar tú mismo las fotos de tus productos, comparado con contratar a alguien.

  • No tienes que pagar por los servicios de alguien más
  • Tienes el control total de cómo quieres que se vea el producto a la hora de tomar la foto
  • Tu conoces tu producto mejor que nadie, por lo que sabrás qué aspectos resaltar
  • Tendrás los derechos completos de las imágenes que estás tomando
  • No pierdes tiempo en conversaciones de ida y vuelta para solicitar cambios, porque los puedes hacer rápidamente
  • Tienes facilidad para actualizar las imágenes cuando tengas nuevos productos o empaques
  • Adquieres una nueva habilidad que te puede ayudar en algún momento

Como todo en la vida, también hay algunas desventajas:

  • Al inicio te puede tomar un poco de tiempo lograr las fotos que quieres, pues hay una pequeña curva de aprendizaje de prueba y error. Recuerda que la práctica hace al maestro 😉
  • Debes invertir tu propio tiempo para tomar las fotografías 

Cada caso es diferente, y sólo tú puedes saber qué es lo que más te conviene.

Si decides tomarlas tú mismo, esta guía sin duda te ayudará muchísimo. Empecemos por ver los materiales que vas a necesitar:

  • Una caja de cartón (donde quepan tus productos)
  • Un lápiz y regla
  • Una cuchilla y tijera
  • Cinta adhesiva / Tape
  • Papel blanco translúcido / papel de china
  • Un pliego de cartulina blanca mate
  • Luz (puedes utilizar linternas, lámparas, o la luz del sol)

Ya con los materiales listos es hora de empezar:

PASO 1: Sella el fondo de tu caja si no está sellado. Puedes usar el tape para hacerlo. Esta será la parte de atrás.

Es importante que busques una caja del tamaño apropiado para los objetos a fotografiar.  

PASO 2: Corta las 4 solapas que quedan en el otro extremo. Tu caja debería de verse así:

PASO 3: Dibuja un margen de 1 pulgada en las 3 caras de tu caja por donde entrará la luz.  Serían los 2 lados y la parte superior.

PASO 4: Siguiendo el margen que dibujaste, corta el cuadrado que queda en las 3 caras de la caja usando la cuchilla o la tijera.

PASO 5: Ahora, usando tus tijeras, corta cuadrados de papel translúcido que cubran los espacios que acabas de cortar y pégalos con tape por la parte de afuera, para que tu caja se vea así…

PASO 6: Luego, recorta un rectángulo de la cartulina para que cubra el interior de tu caja. Debes doblar con mucho cuidado la intersección para no crear marcas en el papel.

PASO 7: Luego solo debes de colocar el producto en el centro de la caja, agregar la luz y tomar la foto. Puedes usar la luz del sol, o puedes intentar usar lámparas.

Lo importante aquí es que no queden sombras fuertes en el producto ni en el fondo.

Aquí te dejo una muestra de lo que se puede lograr. Las fotografías fueron tomadas usando un iPhone 6.

Y así de simple es…

¡Tus fotos quedarán increíbles!

Ya no más fotografías con reflejos, sombras ni fondos poco profesionales.

CONSEJO: Cuando tengas tus fotos listas, las puedes colocar en tu catálogo en línea. Si todavía no tienes uno, puedes solicitar más información aquí.

Antes que empieces a tomar tus fotos, tenemos 7 sugerencias que te pueden ayudar muchísimo:

1. Planea tu sesión de fotos

Es muy importante hacer una planificación inicial.

Saber cuántas fotos vas a tomar de cada producto, qué color de fondo utilizarás, qué ángulos, etc.

De esta forma, cuando llegue el momento de la sesión, será mucho más rápido.

2. Usa un fondo neutral

El producto debe ser el centro de atención.

Para lograrlo, tu fondo debe de ser simple y neutral. Puede ser blanco, beige, gris o negro.

De esta manera tus productos resaltarán mucho más.

3. La iluminación es clave

La luz hace una gran diferencia en la calidad de tus fotos.

Si usas lámparas, es mejor si sean de luz blanca para no alterar los colores.

También te recomiendo que apagues cualquier otra luz que tengas para no crear sombras no deseadas.

Puedes jugar con diferentes configuraciones, para que tu producto se vea lo mejor posible. Intenta usar lámparas y la luz del sol para ver cómo queda mejor.

4. Usa una base estable

Las pequeñas vibraciones afectan la calidad de la imagen.

La solución es muy simple. Si tienes un trípode, puedes usarlo…

…pero si no tienes, basta con apoyar tu cámara en una superficie sólida.

Puedes incluso usar el temporizador de tu cámara, ya que la podrías mover a la hora de presionar el botón.

5. Toma más de una foto

Tus clientes verán la foto perfecta… pero esa foto no siempre llega en tu primer intento.

Toma varias fotos de tu producto para luego poder escoger tu favorita.

6. No te apresures en editar tus fotos

Si vas a editar tus fotos, no lo hagas a la carrera.

Dedícale el tiempo y amor necesario para arreglar alguna imperfección y/o ajustar la foto a lo que tu desees.

7. Opciones de cámara

No necesitas tener una cámara profesional…

…los teléfonos tienen muy buenas cámaras, con la que puedes tener muy buenos resultados (las imágenes de este artículo fueron tomadas desde un celular)

Ahora si… ya estás listo para poder tomar fotografías de tus productos.

Tomar tus propias fotos es un proyecto muy divertido y fácil de realizar, que tendrá muchos beneficios para tu negocio.

Cuando ya tengas tus imágenes, las puedes agregar a tu catálogo en línea. Si todavía no tienes uno, puedes llenar el siguiente formulario para que te orientemos: 

[caldera_form id=»CF5882ee0d030c5″]]]>