6 pasos para planificar una campaña exitosa en Google

Pocas herramientas elevan un sitio como lo hace Google Ads. La ejecución correcta de una campaña en esta plataforma de publicidad posiciona tu sitio en los primeros resultados de todas las búsquedas, y de manera exponencial vienen más visitantes y compradores. Pero como sucede con toda la tecnología, hay una manera correcta de implementarlo para conseguir los resultados deseados (y una incorrecta).

La clave está en planificar cada etapa, desde la configuración hasta la ejecución, y luego comparar los resultados para ubicar los puntos de mejora. Es un proceso contíinuo, y hoy conocerás lo que debes y no debes hacer para cumplirlo correctamente.

1. Planifica para el cliente 

Perfila de la manera más detallada a tu cliente. Tu tarea primordial es entender sus necesidades y objetivos más allá de esta compra. Así sabrás elegir los servicios y productos que realmente sumen a su compra (y tu venta). Google te permitirá colocar tu anuncio en resultados de búsqueda, videos, anuncios de imagen y anuncios de compra. Plantea tu posicionamiento de acuerdo con tu modelo de cliente y así no desperdiciarás tu tiempo y atención con sitios donde no lo valen. O bien, experimenta en diferentes opciones para exponer tu marca en la mejor ubicación.

2. Haz una lista de keywords que definen a tu negocio 

Las palabras clave, o keywords, son aquellas que un usuario introduce en Google para ubicar lo que está buscando. No te quedes con las opciones obvias: un servicio de plomería que se limita a “plomero” difícilmente captará a aquellos usuarios que buscan “arreglar el caño” o “repuesto de ducha”. Puedes usar tu creatividad, pero lo más recomendable es que te apoyes con herramientas de big data. Ubsersuggest es un sitio gratuito que analiza tu dominio web para definir las palabras más empleadas por usuarios que han encontrado tu sitio. Así puedes enfocarte en los puntos fuertes y reforzar aquellas áreas que no reciben tanto alcance. Otra ventaja: puedes colocar los dominios de tu competencia para analizar el viaje de sus visitantes. Guarda esta dirección porque este proceso de análisis deberás realizarlo continuamente, para garantizar que tus resultados sean relevantes.

3. Fija metas para tu tráfico con Google Analytics

Las metas de Google Analytics son herramientas para adaptar tus campañas de Ads. El tráfico dentro de tu sitio necesita fluir efectivamente hacia la venta; al configurar las metas puedes observar si las campañas están rindiendo positiva o negativamente. Puedes personalizar estas metas, pero las 4 que no deben faltar son: 

  1. Páginas de destino: Cuántos usuarios llegan a una página de agradecimiento tras realizar una descarga, finalizar la compra o llenar un formulario.
  2. Duración de sesión: Cuánto tiempo se requiere para completar una compra en tu sitio, o bien, cuánto tiempo pasa el usuario promedio en una visita.
  3. Páginas vistas: Conteo de pantallas (o páginas) que cada usuario está viendo durante una sesión. Puedes visualizar también cuáles son las páginas más vistas.
  4. Evento: Aquí puedes contabilizar acciones internas, como por ejemplo, si un usuario comienza a seguirte en tus links de redes sociales o si le da clic a un anuncio de ventana emergente.

Aun si cambias tu enfoque de campaña, o la suspendes temporalmente, estas métricas te aportarán un mayor conocimiento de tu sitio y orientarán toda tu estrategia a futuro. Entre más información tengas, tomarás decisiones más acertadas para montar tu campaña. Lo que no se puede medir, no se puede mejorar.

4. Crea páginas de aterrizaje 

Las palabras clave te ayudan a segmentar las necesidades e intereses de ciertos usuarios. Recuerda que no tienen el tiempo ni la paciencia para navegar por tu sitio hasta encontrar lo que quieren, así que tu trabajo es crear varias páginas de aterrizaje, o landing pages. Estas páginas presentan la información específica del servicio que tu usuario requirió con base en su búsqueda. Aprovecha a resolver las preguntas más frecuentes, para que el usuario tenga la información suficiente para querer contactarte con un objetivo más claro. Crea todas las landing pages necesarias según tus combinaciones de palabras clave y eso elevará la eficiencia de tu sitio para vender y posicionarse.

5. Aléjate del default y crea una campaña personalizada 

Una vez tengas planteada tu estrategia de búsqueda y landing pages, es momento de configurar la campaña. Después de definir un nombre, elige el tipo de resultado donde deseas posicionarte (búsqueda, video, anuncios de imagen, anuncios de compra o todas las anteriores) de acuerdo con tus objetivos de exposición y conversión. Google también te permite la opción de presentar tus resultados en buscadores secundarios, donde puedes alcanzar a usuarios con intereses de nicho. Asimismo, puedes afinar tu campaña para dispositivos, sistemas operativos, regiones geográficas y audiencias particulares, así que presta atención antes de irte por la opción predeterminada o default.

6. Optimiza tu campaña recurrentemente 

Antes de finalizar, revisa la duración y presupuesto que destinarás a la campaña, ya sea diario o total, para que tengas claro tu periodo a evaluar. Es crucial que revises continuamente el funcionamiento de tu campaña y ajustes las metas. Suspende aquellas tácticas que no estén rindiendo resultados y no dudes en realizar cambios que se adapten al lenguaje de tus visitantes. Asimismo, compara los resultados de campañas con distintos acercamientos, para determinar qué tácticas ayudan más a tu marca. Es altamente recomendable que renueves y refresques ese listado de keywords por lo menos cada 90 días.

Anímate a explorar la multitud de opciones de Google Ads Editor y, con estos consejos en mente, prepara tu campaña de la mejor manera. Pero el trabajo no termina ahí.
El mundo digital no descansa, y pronto tu primera campaña necesitará evolucionar. Para acompañarte con paso seguro en la siguiente etapa hacia el éxito, confía en los expertos y hablemos de tu proyecto.