4 formas de facilitar tu seguimiento con tecnología

Aunque los procesos de compra han evolucionado hacia modelos automáticos, las personas aún añoran el trato especial que recibían en los medios tradicionales de compra. Hablamos del intercambio persuasivo que atrae, interesa, y finalmente convence al cliente para elegir un producto o servicio. El seguimiento es el proceso que comprende y construye sobre esta relación para fidelizar clientes, incrementar la recompra y consolidar la reputación de la marca.

Muchas empresas suelen ignorar este proceso porque demanda mucho tiempo y recursos: este error puede costarles incalculables pérdidas, tanto en ventas potenciales como en clientes existentes. Afortunadamente, existen tecnologías que pueden organizar, simplificar y acelerar los procesos de seguimiento. Y como mencionamos anteriormente, la clave está en una experiencia personalizada, lo más afín al intercambio natural entre dos personas. Hoy te presentamos 4 tecnologías fáciles de implementar para conectarte con tus leads, lograr un seguimiento exitoso y aumentar tus ventas.

1. CRM o Customer Relationship Management

A pesar del nombre complejo, un CRM es un software o plataforma que ordena los listados de tus clientes. Te ayuda a llevar un control sobre las oportunidades, con información importante como datos de contacto, etapa dentro del proceso de ventas, fecha del próximo contacto y otros importantes para el cliente. De esta forma no olvidarás los detalles a la hora de dar seguimiento.   

Existen alternativas más complejas y elaboradas, pero si estás empezando a implementar un sistema de seguimiento, puedes partir con una tabla de datos en Google Drive. Introduce los nombres, teléfonos, correos electrónicos y direcciones de tus clientes, y luego asigna filtros y clasificaciones de acuerdo a su relación: nuevos, existentes, potenciales, recurrentes o distanciados. Actualiza regularmente esta base de datos según tus ventas, y poco a poco entenderás a detalle cómo fluye tu negocio.

2. Correos automatizados

El correo es quizá la herramienta más subutilizada de contacto, usualmente porque toma mucho tiempo. Sin embargo, sigue siendo la manera más efectiva de comunicarte con tus clientes sobre acciones completas. Los correos automatizados son aquellos que recibes cada vez que realizas una acción: solicitar más información, comprar, visitar una página en múltiples ocasiones, etc. Cada uno de estos contactos es una oportunidad para trasladar información importante al cliente, incluyendo los datos que pueden motivar la compra o resolver dudas técnicas. Piensa en cada acción de tu cliente como una oportunidad para iniciar la conversación en diferentes etapas de compra. El secreto está en escuchar las tensiones de cada etapa y ofrecer una solución por medio del correo. Nada motiva a tu cliente como la certeza de sentirse informado y acompañado en cada instante del proceso.

3. Boletines personalizados

Antes de que los descalifiques como puro SPAM, toma en cuenta que el correo electrónico puede generar hasta un 36% de las ganancias totales de un negocio. (Jeremy Taylor) Google entiende la efectividad de esta herramienta e incluso creó la pestaña de Promotions dentro de Gmail para facilitar la visibilidad y organización de estos mensajes. Pero hay una gran diferencia entre aquellos mensajes que se abren y los que se eliminan: la calidad de su contenido. De nuevo, las personas esperan un tratamiento especial, y nada es más especial que un mensaje ajustado a sus gustos e intereses. Usa tus bases de datos de ventas y tráfico para construir los mensajes que tus clientes quieren. Presta atención a los productos o servicios más buscados y las tendencias en interés, demografía e incluso medio de navegación (sí, este dato puede cambiar por completo tu esquema de presentación y diseño). Mientras más te acerques a conocerlos, mejor será su respuesta en visitas, compras y recompras. ¿Y en cuanto a la frecuencia? La regla dorada es un boletín mensual, pero si la rotación de tu mercadería o servicios es alta, no dudes en incrementar a una frecuencia semanal o quincenal. 

4. Mensajería directa

Los correos son medios sumamente efectivos para información detallada, pero algunos clientes favorecen la comunicación más veloz y directa. Después de todo, pasamos un promedio de 3 horas y 15 minutos diarios en nuestros celulares (The Guardian), siempre pendientes a la siguiente notificación. Medios de chat como Facebook Messenger, WhatsApp, Instagram o el ya longevo SMS son ideales para trasladar mensajes cortos, efectivos e impactantes, incrementando el tráfico y contactos de clientes a corto plazo. Pero la comunicación es de 2 vías: estos medios también pueden responder al cliente de manera automática. Sin necesidad de un interlocutor humano, estos sistemas pueden captar datos, gestionar pedidos e incluso resolver consultas sencillas activadas por keywords. Hay un incalculable valor en darle a tus clientes la certeza de una respuesta. Aun si es solo un saludo en lo que un agente se comunica en el chat, estos mensajes le recuerdan a tu cliente que ha sido escuchado.

El mejor plan de seguimiento empieza desde el conocimiento pleno de quiénes son tus clientes y las diferentes etapas de tu proceso de ventas, porque solo así puedes construir una comunicación efectiva. Y de nuevo, la clave de esa comunicación está en hacerla lo más humana posible. Aprende a escuchar desde los datos y podrás construir la conversación perfecta para cada venta.

¿Quieres mejorar tu seguimiento? Tenemos 5 plantillas de correo que puedes descargar GRATIS para empezar a enviar a tus contactos.